Denominaciones de Origen: garantía de calidad

Rosara
Rosara 5 mayo 2021

En España existen más de 100 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) y 90 Indicaciones Geográficas Protegidas agroalimentarias. Los Espárragos de Navarra, el Jamón de Guijuelo o el Queso Idiazábal son algunos de los productos protegidos de la geografía española que dibujan el mapa de la excelencia culinaria, y que hacen de nuestro país un referente gastronómico internacional . No nos extraña que José Andrés nos llame el país más rico del mundo porque, en efecto, si hablamos de buen comer, lo somos. Las DOPs son clave para ello: preservan recetas y elaboraciones tradicionales y consiguen que los pequeños productores que siguen mimando sus campos traigan con cada cosecha materias primas de excelente calidad. Hoy os vamos a hablar de las denominaciones de los productos Rosara pero, primero, mejor empezar por el principio. ¿Sabéis exactamente en qué consiste una Denominación de Origen?

¿En qué consisten las Denominaciones de Origen?

Para preservar la calidad de los alimentos y evitar fraudes, en la Unión Europea existen unos regímenes de calidad conocidos como DOP, IGP y ETG (Denominación de Origen Protegida, Indicación Geográfica Protegida y Especialidad Tradicional Garantizada) que protegen los productos agrícolas y alimenticios.

Una DOP (o DO, es exactamente lo mismo) es un nombre que identifica un producto que cumple con estas tres características:

  1. Es  originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país,
  2. Su calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él. Suelen ser productos recolectados por pequeños productores ligados a su tierra de origen y elaborados siguiendo recetas artesanales que han ido pasando de generación en generación y tienen unas características y exigencias muy específicas.
  3. Sus fases de producción tienen lugar en su totalidad en la zona geográfica definida, desde su recolección hasta el envasado.

La única diferencia con las IGP es que en el caso de estas últimas, sólo es necesario que una de las fases de producción se realice en la misma zona geográfica.

Se consideran sellos que garantizan la excelencia del producto y no es de extrañar, por tanto, que los productores quieran comercializar sus alimentos bajo su amparo. Pero poder acogerse a una DOP implica también un elevado nivel de exigencia, y en los últimos años no son pocos los productos que hacen campañas de publicidad engañosa sobre este tema. ¿Queréis estar 100% seguros de que el excelente producto al que acabáis de echar el ojo es realmente un DOP legítimo? Para ello, la UE ha creado estos sellos distintivos que deben aparecer siempre junto a la identificación propia de cada DO o IGP:

Sellos que identifican la denominación de origen DO o IGp

Además, cada DOP cuenta con su propio Consejo Regulador, que vigila estrechamente que todos los productos  cumplen escrupulosamente las exigencias de la denominación. 

Sin embargo,  ostentar estos sellos no son solo una garantía para dar más valor económico a estos productos. La sola existencia de las DOPs o IGPs genera unos beneficios intangibles que queremos que conozcas.

Beneficios de las Denominaciones de Origen

Las Denominaciones de Origen son, por encima de todo, garantías de calidad. Pero estos sellos tienen otros beneficios menos conocidos que queremos que tengas muy en cuenta la próxima vez que llenes la cesta de la compra: 

Protección 

Por desgracia, muchos productores ofrecen su producto bajo un sello de calidad que no le corresponde, sabiendo que va a conseguir aumentar el volumen de venta y el valor de sus alimentos. Por suerte, también hay muchos organismos oficiales que trabajan velando el cumplimiento de las exigencias de cada DOP para que cuando compres un producto con denominación de origen puedas estar seguro de que tus derechos están protegidos.

Confianza y calidad

Un producto certificado se considera más fiable en términos de calidad gracias a los controles a los que se ve sometido por parte de los Consejos Reguladores. Estos controles exigen a los productores un alto nivel de excelencia, pero también sirven para garantizar que el producto cumple con la calidad exigible a lo largo de todo el proceso de producción y elaboración.

Pertenencia

Consumir un producto con  DO o IGP te permitirá acercarte a la cultura del territorio en el que se produce. Un espárrago de Navarra no es sólo un espárrago, es también la historia detrás de cada agricultor, de cada huerta, de cada mañana al sol. Los productos DOP son parte de la cultura y la idiosincrasia de su lugar de producción, y contribuyen a mantener tradiciones y culturas que quizá, si no existiesen, habrían desaparecido. 

Tradición

Uno de los principales objetivos de  las denominaciones de origen es que se respeten y conserven las tradiciones en lo que al proceso de producción y elaboración de cada producto, minimizando en la medida de lo posible la industrialización. Gracias a las  técnicas tradicionales podemos obtener un producto 100% natural y de calidad, y además ayudamos a que los pequeños agricultores y productores sean capaces de seguir trabajando sus tierras cosecha tras cosecha.

En Rosara por supuesto nos encantan estos productos por su calidad y excelencia, y están presentes en muchos de nuestros productos elaborados. ¿Queréis saber cuáles son las DOPs e IGPs que comercializamos? Podéis descubrirlas en esta sección de nuestra web, pero os adelantamos que son 5:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PORTES GRATIS A PARTIR DE 60€
48 / 72 HORAS
COMPRA SEGURA
CALIDAD GOURMET
Abrir chat