Bonito del norte: un manjar versátil y muy nutritivo

Rosara
Rosara 24 agosto 2022
bonito del norte-rosara-slider

El bonito del norte es uno de los pescados más apreciados y consumidos en la gastronomía del norte de España, tanto en su versión fresca como en conserva. Pero es en este formato donde, debido a las numerosas opciones, nos perdemos a la hora de elegir el complemento perfecto para nuestras ensaladas o rellenos. De hecho, esta es una escena muy común: nos adentramos en el pasillo de las conservas de pescado y vemos estantes repletos de referencias de atún o bonito y nosotros, como consumidores no expertos, no somos conscientes de las diferencias que hay entre cada producto. Os explicamos cómo desentrañar este galimatías.

 

Bonito del norte y atún, parecidos pero no iguales

 

Tanto el bonito del norte, también conocido como atún blanco, como el atún pertenecen a la familia de los túnidos, un género de peces óseos marinos caracterizado por sus dos aletas dorsales, su dorso azul oscuro y un vientre plateado. Entran de la categoría del pescado azul y,  aunque es cierto que son muy parecidos, no son iguales:

 

  • Diferencias morfológicas: El atún es más grande, pudiendo alcanzar los cincuenta kilos por pieza, con aletas pectorales más cortas y las dorsales y ventrales de un tono amarillento. El bonito, por su parte, es un pez más pequeño, unos diez kilos por pieza, con una característica aleta central muy larga, la parte dorsal de un color azul fuerte y la ventral, blanca.

 

  • Sabor y color: El bonito de se caracteriza por una textura suave, una carne más sabrosa y una coloración blanquecina. Aunque el sabor del atún es también muy apreciado es menos intenso y su carne es más oscura y áspera, por lo que es considerado un pescado de calidad más intermedia.

 

  • La pesca: El atún, que vive en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo, es el túnido más ampliamente capturado. El bonito del norte, por su parte, migra al final de la primavera a las costas del Golfo de Vizcaya en busca de alimentos, y allí es capturado uno a uno, con técnicas de pesca tradicionales, selectivas y ecológicas que minimizan el sufrimiento del pez que garanticen una carne de mayor calidad.

 

Por tanto, con un menor tamaño, un sabor más intenso y una producción mucho menor que la del atún, convierten al bonito del norte en la opción favorita de los paladares más exquisitos y los platos de alta cocina. Pero además de ser un manjar exquisito, su calidad nutricional no se queda atrás. 

 

Una opción saludable y muy nutritiva

 

  • El bonito es un pescado azul, y su contenido graso es elevado en comparación con el de los pescados magros. Su grasa es rica en ácidos grasos omega 3, por lo que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, además de hacer la sangre más fluida y  rebajar el riesgo de formación de coágulos o trombos. 
  • Es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Por ser un pescado graso, ofrece vitaminas liposolubles, como la vitamina D, que favorece la absorción de calcio, o las vitaminas hidrosolubles B12 y niacina.
  • En relación con los minerales, el bonito posee altas cantidades de selenio y fósforo, y aunque en menor concentración, de potasio, hierro, magnesio y zinc.

 

Si su sabor y calidad nutricional no fuesen suficientes, el bonito del norte, es el complemento perfecto para un sinfín de recetas por tu versatilidad en la cocina.

En Rosara estamos ya en plena temporada preparando nuestro Bonito del Norte en Aceite de Oliva, que nos traen directamente de la costa cantábrica, pescado uno a uno, los elaboramos artesanalmente en fresco y envasamos en aceite de oliva.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PORTES GRATIS A PARTIR DE 60€
48 / 72 HORAS
COMPRA SEGURA
CALIDAD GOURMET